Hazlo

por | 3 Abr 2019 | 0 Comentarios

Cuando todos los días dedicas unos minutos, o unas horas, a pensar en lo genial que sería tu vida si hicieses esto o aquello que tanto te ha gustado siempre, debes hacerlo.

Sin saber a dónde va a llegar, sin saber qué te va a deparar.

Sin esperar a conseguirlo para ser feliz, porque la felicidad, entre otras muchas cosas, es moverte hacia tus sueños, es escucharte y dedicarte tiempo.

Cuando algo te remueve por dentro, te hace querer que llegue el mañana y te hace enorgullecerte de lo que has hecho hoy, es tu sitio.

Y quizá eso a lo que hoy le dedicas solo cinco minutos y te hace sonreír, pueda convertirse a lo que dedicas tus días y te hace feliz.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *