Posiblemente te preguntes qué hago aquí

por | 3 Abr 2019

Hay cosas que necesitan salir fuera. ¿No te pasa?
Quizá todo vaya bien, o no. El caso es que eso no es relevante.
Porque hay veces que necesitas salir. Salir de ti.

Salir de todas las decisiones que has tomado,
aunque sean maravillosas porque te hagan estar
justo donde estás ahora mismo.

Salir de todas esas veces que te quedaste en silencio
cuando tenías algo muy claro empujando en la garganta.
O en el corazón.

Salir de los momentos en que no te escuchaste,
de los momentos en que te perdiste, pero, más aún,
salir de este momento en el que sabes exactamente donde estás.

Salir del dejarte para después,
de cada día repetirte lo que quieres hacer
y no hacerlo.

Salir para ver a todas esas personitas que hay dentro.
Salir para querer entrar corriendo, para seguir hacia adelante,
para plantarte y empezar de nuevo.

Para hacerlo, para escucharte.
Para verte a ti.
Salir para decir “ahora sí”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *